Maestra, de corazón deseamos que siga volando alegre por la dimensión en la que se encuentre; y sepa sobre la cantidad de vidas que tocó usted en este plano. Una palabra bien dicha, una nota afinada y, sobre todo con su espíritu colmado de bondad. Maestra Sandra siempre te recordaremos de la manera más grata y seguirás viva en nuestros corazones. Maestra, continúa ese vuelo tuyo lleno de gracia. ¡Hasta siempre, maestra Sandra!