Desepaz es un barrio caleño ubicado al oriente de Cali (Comuna 21) en el Distrito de Aguablanca, uno de los sectores más vulnerables de la ciudad, habitado en su mayoría por familias que han sido víctimas del desplazamiento.

En este barrio, Proartes y la Orquesta Filarmónica de Cali, desde septiembre de 2005, vienen trabajando por acercar a las niñas, niños y jóvenes al aprendizaje y al gusto por la música clásica, como parte de un proyecto social que se convierte en una alternativa para el buen uso del tiempo libre, a la vez que busca la excelencia musical.

El proyecto inició con la conformación de una orquesta clásica de cuerdas y un coro infantil, integrada por 60 estudiantes, entre los 6 y 18 años de edad. Con clases entre semana, de 2:00 a 6:00 p.m., el Proyecto funcionó al inicio en el barrio Compartir contando entre sus docentes con músicos profesionales de la Orquesta Filarmónica de Cali y con pedagogos de otras áreas, como expresión corporal, teatro y ética, quienes trabajaron con los niños, los docentes de las escuelas del sector y sus padres.

Una de las condiciones para acceder al proceso, ha sido siempre, que los niños y jóvenes, una vez aprobadas las pruebas de aptitud musical, demuestren que están escolarizados y que mantengan un buen rendimiento académico para asegurar su permanencia. Con el tiempo y como resultado de las evaluaciones periódicas y personalizadas, se ha corroborado que este requisito generó un incentivo tanto para los estudiantes como para los padres de familia, fortaleciendo una relación filial, familiar y de corresponsabilidad en los procesos educativos.

Los niños y niñas acceden al programa de manera completamente gratuita y se les asigna un instrumento musical. El proyecto a su vez proporciona material musical (partituras), cuadernos de música e implementos para sus talleres lúdicos y garantiza un mantenimiento constante del instrumento asignado. Los integrantes del Proyecto participan de forma permanente en salidas a otros espacios de la ciudad, para realizar sus presentaciones y disfrutar de la oferta cultural y turística que brinda Cali.

En enero de 2013, el Proyecto Desepaz pasó a convertirse en la ESCUELA DE MUSICA DESEPAZ, con la cual se atienden a 318 estudiantes distribuidos en cuatro programas distintos, que funcionan de lunes a viernes, uno en la mañana y otro en la tarde, el sábado en la tarde y el jueves en la noche con un coro integrado por 45 padres de familia o acudientes.

La Escuela, adicionalmente, vincula en sus procesos de formación a docentes pertenecientes a la Banda Departamental y a reconocidos artistas de música tradicional y folclórica.